¿Cuál es la diferencia entre fonética y fonología?

La fonética y la fonología son dos ramas de la lingüística que se ocupan del estudio de los sonidos del habla, pero se centran en aspectos diferentes.

 

1. Fonética: La fonética se enfoca en los sonidos del habla desde un punto de vista físico y fisiológico. Se preocupa por cómo se producen los sonidos, qué órganos articulatorios están involucrados, cómo fluye el aire a través de ellos y cómo se configuran las cavidades del tracto vocal para producir los sonidos. En resumen, la fonética se ocupa de la naturaleza física de los sonidos del habla.

 

2. Fonología: Por otro lado, la fonología se centra en el estudio de los sonidos del habla desde un punto de vista abstracto y estructural. Investiga cómo los sonidos funcionan en un sistema lingüístico particular, cómo se organizan en patrones distintivos y cómo esos patrones afectan el significado de las palabras. La fonología se interesa más por los aspectos mentales y cognitivos de los sonidos del habla, como los fonemas y las reglas fonológicas.

 

En resumen, mientras que la fonética se ocupa de los aspectos físicos y fisiológicos de los sonidos del habla, la fonología se preocupa por los aspectos abstractos y estructurales, como los fonemas y los patrones de sonido en un sistema lingüístico.

 

Espero que ya tengas clara la diferencia entre cada una de ellas y los aspectos de los que se encargan. Para aprender inglés no es necesario involucrarse mucho en estar áreas, sin embargo, a algunas personas les gusta conocer más a fondo la fonología de las palabras para pronunciar de cierta manera más “perfecta”, cosa que rara vez aplicamos en nuestra lengua materna.

 

Para ampliar la información sobre fonología podríamos hablar de los siguientes conceptos fonológicos en inglés:

 

Fonemas: Los fonemas son las unidades de sonido más pequeñas que pueden cambiar el significado de una palabra. Por ejemplo, /p/ y /b/ son fonemas diferentes en inglés, ya que cambian el significado de las palabras "pat" y "bat".

 

Alófonos: Los alófonos son variantes de un fonema que no cambian el significado de una palabra y ocurren en contextos específicos. Por ejemplo, el fonema /t/ tiene diferentes alófonos en inglés, como el sonido [tʰ] en "top" y el sonido [ɾ] en "water" (en inglés americano).

 

Asimilación: Es un proceso fonológico donde un sonido se vuelve más similar a un sonido adyacente. Por ejemplo, en la frase "input" /ˈɪnpʊt/, la /n/ puede asimilarse al sonido [m] antes de /p/, sonando como [ˈɪmpʊt].

 

Elisión: Es la omisión de un sonido en una palabra. Por ejemplo, en el inglés informal, la palabra "going to" a menudo se reduce a "gonna" /ˈɡʌnə/, donde se elide el sonido /ɪ/.

 

Reducción vocálica: En inglés, las vocales no acentuadas a menudo se reducen al sonido schwa /ə/. Por ejemplo, en la palabra "banana" /bəˈnænə/, las vocales no acentuadas se pronuncian como /ə/.

 

Entonación y acentuación: La entonación se refiere a la variación en el tono de la voz durante el habla. En inglés, la entonación puede cambiar el significado de una oración. Por ejemplo, la oración "You're coming?" con entonación ascendente al final sugiere una pregunta, mientras que con entonación descendente es más una afirmación o una confirmación.

 

Sílabas tónicas: En inglés, algunas sílabas dentro de las palabras llevan más énfasis que otras. Por ejemplo, en la palabra "photograph" /ˈfoʊtəˌɡræf/, la primera sílaba es tónica, mientras que en "photography" /fəˈtɒɡrəfi/, la segunda sílaba es la tónica.

 

Estos son solo algunos ejemplos de cómo la fonología opera en inglés. La fonología examina no solo los sonidos individuales, sino también las reglas y patrones que determinan cómo se combinan y cambian estos sonidos en diferentes contextos, así que sin mas que decir, te invito a que con paciencia y práctica tengas algo de esto presente en tu proceso de aprendizaje en este idioma. 

 

La fonética y la fonología son dos ramas de la lingüística que se ocupan del estudio de los sonidos del habla, pero se centran en aspectos diferentes.

 

1. Fonética: La fonética se enfoca en los sonidos del habla desde un punto de vista físico y fisiológico. Se preocupa por cómo se producen los sonidos, qué órganos articulatorios están involucrados, cómo fluye el aire a través de ellos y cómo se configuran las cavidades del tracto vocal para producir los sonidos. En resumen, la fonética se ocupa de la naturaleza física de los sonidos del habla.

 

2. Fonología: Por otro lado, la fonología se centra en el estudio de los sonidos del habla desde un punto de vista abstracto y estructural. Investiga cómo los sonidos funcionan en un sistema lingüístico particular, cómo se organizan en patrones distintivos y cómo esos patrones afectan el significado de las palabras. La fonología se interesa más por los aspectos mentales y cognitivos de los sonidos del habla, como los fonemas y las reglas fonológicas.

 

En resumen, mientras que la fonética se ocupa de los aspectos físicos y fisiológicos de los sonidos del habla, la fonología se preocupa por los aspectos abstractos y estructurales, como los fonemas y los patrones de sonido en un sistema lingüístico.

 

Espero que ya tengas clara la diferencia entre cada una de ellas y los aspectos de los que se encargan. Para aprender inglés no es necesario involucrarse mucho en estar áreas, sin embargo, a algunas personas les gusta conocer más a fondo la fonología de las palabras para pronunciar de cierta manera más “perfecta”, cosa que rara vez aplicamos en nuestra lengua materna.

 

Para ampliar la información sobre fonología podríamos hablar de los siguientes conceptos fonológicos en inglés:

 

Fonemas: Los fonemas son las unidades de sonido más pequeñas que pueden cambiar el significado de una palabra. Por ejemplo, /p/ y /b/ son fonemas diferentes en inglés, ya que cambian el significado de las palabras "pat" y "bat".

 

Alófonos: Los alófonos son variantes de un fonema que no cambian el significado de una palabra y ocurren en contextos específicos. Por ejemplo, el fonema /t/ tiene diferentes alófonos en inglés, como el sonido [tʰ] en "top" y el sonido [ɾ] en "water" (en inglés americano).

 

Asimilación: Es un proceso fonológico donde un sonido se vuelve más similar a un sonido adyacente. Por ejemplo, en la frase "input" /ˈɪnpʊt/, la /n/ puede asimilarse al sonido [m] antes de /p/, sonando como [ˈɪmpʊt].

 

Elisión: Es la omisión de un sonido en una palabra. Por ejemplo, en el inglés informal, la palabra "going to" a menudo se reduce a "gonna" /ˈɡʌnə/, donde se elide el sonido /ɪ/.

 

Reducción vocálica: En inglés, las vocales no acentuadas a menudo se reducen al sonido schwa /ə/. Por ejemplo, en la palabra "banana" /bəˈnænə/, las vocales no acentuadas se pronuncian como /ə/.

 

Entonación y acentuación: La entonación se refiere a la variación en el tono de la voz durante el habla. En inglés, la entonación puede cambiar el significado de una oración. Por ejemplo, la oración "You're coming?" con entonación ascendente al final sugiere una pregunta, mientras que con entonación descendente es más una afirmación o una confirmación.

 

Sílabas tónicas: En inglés, algunas sílabas dentro de las palabras llevan más énfasis que otras. Por ejemplo, en la palabra "photograph" /ˈfoʊtəˌɡræf/, la primera sílaba es tónica, mientras que en "photography" /fəˈtɒɡrəfi/, la segunda sílaba es la tónica.

 

Estos son solo algunos ejemplos de cómo la fonología opera en inglés. La fonología examina no solo los sonidos individuales, sino también las reglas y patrones que determinan cómo se combinan y cambian estos sonidos en diferentes contextos, así que sin mas que decir, te invito a que con paciencia y práctica tengas algo de esto presente en tu proceso de aprendizaje en este idioma.